Etiqueta: Calificación energética

Programa de Ayudas para la Rehabilitación Energética de Edificios existentes del sector Residencial

Con el fin de promover actuaciones integrales que favorezcan la mejora de la eficiencia energética y el uso de energías renovables en el parque de edificios existentes del sector residencial, así como cumplir con el artículo 4 de la Directiva 2012/27/UE, relativa a la eficiencia energética, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), pone en marcha  un programa específico de ayudas y financiación, dotado con 125 millones de euros.

Las actuaciones deberán encuadrarse en una o más de las tipologías siguientes:

  1. Mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica.
  2. Mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas y de iluminación.
  3. Sustitución de energía convencional por biomasa en las instalaciones térmicas.
  4. Sustitución de energía convencional por energía geotérmica en las instalaciones térmicas.

Las actuaciones objeto de ayuda deben mejorar la calificación energética total del edificio en, al menos, 1 letra medida en la escala de emisiones de dióxido de carbono (kg CO2/m2 año), con respecto a la calificación energética inicial del edificio. Esta mejora de su calificación energética podrá obtenerse mediante la realización de una tipología de actuación o una combinación de varias.

Podrán ser beneficiarios de las ayudas de este Programa:

a.  las personas físicas y jurídicas propietarias de edificios de uso residencial (de uso hotelero y de uso vivienda).

b.  las comunidades de propietarios o las agrupaciones de comunidades de propietarios de edificios residenciales de uso vivienda, constituidas conforme a lo dispuesto por el artículo 5 de la Ley 49/1960, de 21 de julio, de Propiedad Horizontal.

c.  los propietarios de viviendas unifamiliares o los propietarios únicos de edificios de viviendas que reúnan los requisitos establecidos en el artículo 396 del Código Civil y no hubiesen otorgado el título constitutivo de propiedad horizontal.

d.  las empresas de servicios energéticos.

El tipo de ayuda dependerá del tipo de actuación, así:

  1. Mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica, se ayudará bajo la modalidad combinada de entrega dineraria sin contraprestación y préstamo reembolsable.
  2. Mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas y de iluminación, se ayudará bajo la modalidad de préstamo reembolsable.
  3. Sustitución de energía convencional por biomasa en las instalaciones térmicas, se ayudará bajo la modalidad de préstamo reembolsable.
  4. Sustitución de energía convencional por energía geotérmica en las instalaciones térmicas, se ayudará bajo la modalidad de préstamo reembolsable.

Los préstamos reembolsables tendrán las condiciones siguientes:

Tipo de interés: Euribor + 0,0 %

Plazo máximo de amortización de los préstamos: 12 años (incluido un período de carencia opcional de 1 año)

Garantías: aval o contrato de seguro de caución por importe del 20% de la cuantía del préstamo.

Plazos de presentación de las solicitudes.

  1. Las ayudas podrán solicitarse durante el periodo comprendido entre el día siguiente de la publicación de esta resolución en el Boletín Oficial del Estado y el 30 de octubre de 2015.
  2. Las solicitudes para la participación se efectuarán conforme al formulario que está disponible en esta página web. http://pareer.idae.es/apps/app_registro/

 

 

 

 

<!–:es–>Eficiencia Energética, la mejor aliada para el ahorro<!–:–>

Según estudios realizados monetizando el ahorro energético queda demostrado cómo la eficiencia energética puede ser la mejor aliada ante las imparables subidas del consumo eléctrico.

Para el gran público aún no es conocido el importante ahorro que supone para los bolsillos elegir un hogar con una etiqueta de certificación energética B o C, en vez de G.

La obtención obligatoria de la etiqueta energética para edificios en el alquiler o venta entró en vigor en 2013, sin embargo, mientras que para los electrodomésticos o productos como bombillas o televisores el coste de la misma recae en los fabricantes, en el caso de la vivienda recae en los propietarios.

¿Por qué? ¿Quizá no Here’s how:Some foods can interfere with the liver’s ability to detoxify your body, which could impair your THC Detox efforts. interesa competir por la eficiencia energética? La mayoría de los consumidores se sorprenderían de los resultados de la comparativa de ahorro de energía.

Según esta comparativa de precios, una vivienda de unos 100 metros cuadrados con una calificación G y que mantuviese siempre las condiciones de confort tendría un consumo anual aproximado de 15.184 kWh de electricidad lo que equivale a unos 2.521 €/año con impuestos incluidos (Impuesto de electricidad e IVA).

Realizando la misma simulación en una vivienda que tenga una buena calificación, una C por ejemplo serían unos 6300 kWh/año lo que equivale a unos 1.045 €/año y si nos vamos a una calificación excelente, una A estamos hablando de 1.250 kWh/año lo que equivale a unos 207 €/año.

 


CERTIFICACIÓN ENERGÉTICA


 

Desde el día 1 de Junio del presente año el CERFIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA es exigible para todo contrato de compraventa o arrendamiento de viviendas, locales, oficinas o edificios.

¿Qué es el certificado de eficiencia energética?

El certificado de eficiencia energética es el documento resultante de la certificación energética del inmueble, obtenido a partir del estudio sus las condiciones constructivas e instalaciones. La calificación energética obtenida dependerá directamente del consumo energético global.

¿Qué es la etiqueta de eficiencia energética?

La información resultante del certificado energético se resume en la etiqueta energética. Dicha etiqueta clasifica los inmuebles mediante un código color y escala de letras según su consumo energético, siendo la letra A (verde) la más eficiente y la letra G (roja) la menos eficiente.

¿Para qué sirve?

La función del certificado es informar a futuros inquilinos o compradores sobre el comportamiento energético del inmueble, es decir, su consumo y coste asociado, de forma que puedan comparar y valorar sus prestaciones.

¿Qué información aporta?

-Identificación del inmueble.

-Procedimiento empleado para la certificación energética.

-Calificación energética expresada mediante la etiqueta energética.

-Medidas de ahorro energético recomendadas por el técnico certificador.

¿Dónde debo enseñar el certificado?

Deberá incorporarse en toda oferta, promoción o publicidad dirigida a la venta o arrendamiento del inmueble. En caso de venta, el vendedor deberá entregar al comprador el certificado original ante notario. En caso de alquiler, se deberá adjuntar una copia del certificado energético al contrato de alquiler.

¿Qué validez tiene?

El certificado y su correspondiente etiqueta tienen una validez de 10 años, siendo responsabilidad del propietario renovar el certificado transcurrido dicho periodo.

 

 

 

VIVIENDA EFICIENTE: REDUCCIÓN DEL 86,4% DEL CONSUMO

 

 

Según ANESE, Asociación de Empresas de Servicios Energéticos, una vivienda que cuente con la más alta categoría de certificación en eficiencia energética puede ahorrar al año cerca del 90% de sus consumos frente a una vivienda convencional con la categoría de certificación más baja.

 

El Real Decreto de Certificación de Eficiencia Energética en Edificios existentes, que estará en vigor antes del 1 de enero del 2013, obligara a que todas las viviendas de compra-venta o alquiler cuenten con un certificado que avale su comportamiento energético. Al igual que los electrodomésticos, las viviendas se clasificarán mediante letras de la A (máxima eficiencia) a la G (mínima eficiencia), de forma que se puedan evaluar los consumos de los edificios en niveles de confort para el usuario final.

 

De este modo, un inmueble clasificado con Categoría de Eficiencia Energética G gastará al año 20.000 euros en energía, mientras que otro con Categoría A gastará una quinta parte, menos de 4.000 euros anuales. Teniendo en cuenta el imparable incremento del precio de la energía, la eficiencia energética se convierte en uno de los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de valorar la compra o alquiler de un inmueble.

 

El propietario de un inmueble de Categoría A poseerá un producto más competitivo, pudiendo incrementar su precio de venta o alquiler. De hecho, la eficiencia energética puede revalorizar el precio de un inmueble hasta en un 20% ya que el comprador amortizará la inversión inicial en un corto plazo y obtendrá un ahorro económico y energético desde el primer día.

 

La puesta en marcha del Certificado de Eficiencia Energética tiene como objetivo favorecer los edificios de alta eficiencia energética y las inversiones que reporten ahorro de energía, así como concienciar a la ciudadanía de la importancia del consumo energético de los edificios.

Además, se trata de un paso decisivo para luchar contra la alta dependencia energética exterior, reducir las emisiones de dióxido de carbono y contribuir al cumplimiento de los compromisos internacionales adquiridos (Objetivo 20-20-20).

Premium Wordpress Plugin