LA EFICIENCIA DE LAS BOMBAS DE CALOR

El conocimiento preciso de los parámetros característicos (potencia y COP) de las bombas de calor durante su funcionamiento real es fundamental. Pese a que se habla de una tecnología madura, existe un amplio debate en torno a la eficiencia y la carga de las bombas de calor. Esta y otras razones han impulsado al Instituto Fraunhofer de Alemania a llevar a cabo proyectos de vigilancia a gran escala durante más de 10 años, poniendo especial énfasis en las bombas de calor instaladas en viviendas unifamiliares (cerca de 200 bombas de calor están siendo monitorizadas). Los datos obtenidos permitirán no solo evaluar la eficiencia energética de las bombas de calor, sino también analizar su comportamiento operacional.


Los resultados descritos en el presente artículo se basan en tres proyectos de monitoreo llevados a cabo en diferentes periodos de tiempo desde el año 2005. Los principales objetivos comunes de todos los proyectos son la evaluación de la eficiencia energética de las bombas de calor, la búsqueda de la optimización de los sistemas, su instalación y los sistemas de control. Por esta razón, se han recogido valores minuto a minuto de caudales, temperaturas, cantidad de calor y consumos de energía eléctrica en lo que a bombas de calor geotérmicas y aerotérmicas se refiere

De los resultados obtenidos se pueden extraer los
principales elementos que influyen directamente en el consumo energético de las bombas de calor.

-Diseños sencillos (sin acumulación intermedia) mejoran la estrategia de control y causan menos problemas.

-El posicionamiento incorrecto de los sensores de temperatura influye negativamente en la estrategia de control.

-Las bombas sobredimensionadas del circuito primario reducen la eficiencia de la instalación.

-El cierre incorrecto de las válvulas de tres vías ocasionan pérdidas de calor innecesarias.

-El apoyo eléctrico es innecesario si la bomba de calor geotérmica está funcionando correctamente.

-La falta de equilibrio hidráulico y la escasez de aislamiento reduce el rendimiento de la instalación.

Aunque las bombas de calor son capaces de trabajar con una elevada eficiencia, permitiendo ventajas energéticas y económicas respecto a instalaciones convencionales de combustibles fósiles, la alta eficiencia no se puede asegurar de forma automática.

Se deben considerar aspectos adicionales que juegan un papel crucial en la eficiencia del sistema. Aunque la fuente de calor y el sistema de distribución del mismo determinan considerablemente el rendimiento a obtener, la eficiencia global dependerá de la planificación, la instalación y, sobre todo, del comportamiento de los propios usuarios.

La fórmula para un elevado rendimiento estacional parece ser bastante simple. Los mejores resultados se obtienen con sistemas simples y robustos, correctamente planificados, instalados y adecuados al tipo de construcción y a la fuente de calor.

Los últimos resultados del proyecto de monitoreo indican un aumento de la eficiencia energética de las bombas de calor debido a la innovación tecnológica.

 

Etiquetas

Los comentarios están cerrados.

Premium Wordpress Plugin